Estas en:

Los romanos y la explotación de oro

 

Los romanos llegaron a Allande para quedarse y dejaron su impronta al extraer de las entrañas de la montaña el preciado oro. Las inimaginables cantidades de tierra movidas por el sistema "ruina montium" son deducibles si nos acercamos a la Fana de A Freita o a la Freitarbosa que son dos de las grandes cicatrices que dejó la intensa actividad aurífera romana, como atestigua la toponimia: El Valledor, Montefurao, Sierra de Ourúa, Río Oro