Historia

ESCUDO


Allande es uno de los pocos concejos asturianos que puede presumir de disponer de armería propia en la edad media.
En el documento fundacional del otorgamiento Carta Puebla por el obispo de Oviedo don Pedro II, entre 1262/1267 el concejo de Allande aún no disponía de armas propias, por lo que sus procuradores rogaron pusiesen en su lugar los sellos el adelantado mayor del reino de León don Gutiérrez Suárez de Meneses (probablemente seis roeles en dos palos),  la ciudad de Oviedo  y al abad de san Vicente.
No obstante, pocos años después, en la hermandad suscrita en 1277, en La Espina, entre los concejos de Allande, Avilés, Pravia, Grado, Salas, Somiedo, Cangas, Tineo, y Valdés ya aparece con armas propias, aunque en la actualidad ya no se conserven las improntas pendientes del documento original, custodiado en el Arch. Mun. de Avilés, por lo tanto desconocemos su representación gráfica. El hecho ser un concejo mixto entre real y señorial, probablemente utilizaría los escudos gentilicios propios de los Señores de la tierra, la Casa de los Ponce, de Noreña, de Quiñones (señores de Gordaliza, Villanueva de Valdejamuz, Allande y Somiedo), Condes de Luna y Cienfuegos, que al tomar posesión del Señorío debían confirmar las Ordenanzas y prestar juramento de acatar las ordenanzas, fueros, usos, costumbres y libertades. Desde Suero de Quiñones defensor del Paso Honroso, hasta la Condesa de Luna en 1503,  el contador Rodrigo de la Rua en 1515  y el corregidor Gutierre González de Cienfuegos en 1530.
Las nuevas Casas Consistoriales, de principios del s. XX,  lucen en su fachada las armas cortas de España, cuartelado de Castilla y León, con Granada en punta y las lises de los Borbones en escusón, timbrado de corona real cerrada.
Desde 1905 viene usando el escudo y sello diseñado por el no muy acreditado heraldista Manuel S. Lac, con estudio abierto en Madrid, c/Doctor Fourquier, 30 3º, que describe, un escudo cuadrilongo, y  en su campo la Cruz de la Victoria, de oro, pero que en el diseño se parece más a la Cruz de los Ángeles, por representar una Cruz con los brazos ensanchados, recubierta de pedrería, con la bordura de las medias lunas que, con el título de Lealtad, dice se ganaron en la Batalla del Salado. Hay que tener en cuenta que en esta época se desconocía la fundación de La Pola por el obispo don Pedro, dado a conocer por el profesor Ruiz de la Peña en 1969.
El Ayuntamiento de Allande aceptó de buena gana el diseño,  porque eran las armas que se veían de forma reiterada por el concejo allandés: en la iglesia parroquial de san Andrés de La Pola/La Puela, en el ¿castillo fortaleza de las Mestas¿ en Cimadevilla, en la torre de San Emiliano/Santo Millano, en la casa de los Mon de la Quintana¿, siempre con las armas del obispado de Oviedo, ¿en cimera que son de Cienfuegos y la Rua¿, como armas de dignidad u   homenaje y que llevaron a la portalada de Valdecarzana, en  Muros del Nalón.
D. Baltasar González de Cienfuegos y Valdés (1612-1670), en uso de sus atribuciones como Señor de Allande, utilizaba un sello de placa, impronta sigilar sobre papel, cuadrilongo sobre cartela de piel de toro, cuartelado, ¿con el sello de mis armas¿: Cienfuegos, en forma de llamas en faja, Quiros, Miranda y Valdés. Al timbre la Cruz de Oviedo, acompañada de los Ángeles (Archivo Histórico de Asturias, Protocolos de Allande).

El 2 de enero de 1804, en las Casas de Cienfuegos,  D. Francisco Antonio Rodríguez Trelles, mayordomo y administrador del conde Marcel de Peñalba, preside las elecciones de oficios de justicia, y como entre los electores no hubo conformidad en la elección de juez primero noble, nombró decisivamente a D. Manuel Antonio Fernández de Sierra, el mayor, vecino de Castanedo, y como había por costumbre que los electos diesen fianza, le releva de la misma y le nombra portal juez y "del sello huse y ejerza su empleo complentamente dentro del distrito deste conzejo" . ( A.H. de Ast caja 15834)
En cuanto a la asistencia de los allandeses a la batalla del Salado, en 1340,  acudieron en mesnada con don Ruy Ponce de León, Señor a la sazón de la Pola de Allande, armado caballero de la Orden de la Banda, fundada ocho años antes, por Alfonso XI,  al cual dio licencia para armar entre otros caballeros a  Álvar González de Allande,  según se menciona en la Crónica de Alfonso en Onceno. Este es el motivo de la bordura de sus armas y el título de Muy Leal, que utiliza con orgullo en Ayuntamiento de Allande.
Teniendo en cuenta que la forma del escudo  es secundaria o indiferente, lo principal e importante radica en el campo y las figuras que le son propias, con sus esmaltes, para diferenciarlo de forma sencilla y visible de otras corporaciones. No obstante es evidente que las corporaciones muestran preferencia por un tipo determinado, que al ser usado reiteradamente se convierte, sin otra razón, en peculiar y representativo del poseedor o de la entidad pública.
Este fue el motivo por el  cual Ayuntamiento de Allande, en 1971,  solicitó la rehabilitación de sus armas, describiendo como mueble de su campo la Cruz Paté recortada¸ que heráldicamente  se representa con las brazos ensanchados en los bordes, que es la que se venía utilizando, consagradas por el uso ininterrumpidamente desde principios de siglo, para autenticar la documentación oficial que la Corporación generaba. Representada también en el guión municipal, escudos en piedra,  vidriera artística del lucernario del Ayuntamiento, en los muebles, colgaduras, concesión de honores y distinciones, etc.
Habiendo sido aprobadas por Decreto 718/91974 de 7 de marzo, publicado en el Boletín Oficial del Estado núm. 67 del 19 de marzo, disponiendo que el escudo quedase organizado en la siguiente forma: En campo de azur, la Cruz Paté, de oro, cargada de piedras preciosas, de gules y sinople. Bordura de gules con ocho medias lunas de oro. Timbrado de Corona Real abierta.
 

 

BANDERA

Sobre un paño verde, dos fajas ondadas de color amarillo, y con el escudo municipal en su centro, en la forma descrita anteriormente.
El color verde de la bandera simboliza la economía agrícola del concejo; las ondas amarillas (oro en términos heráldicos) representan las dos cuencas hidrográficas del mismo, la del río Navia y la del Narcea, con sus afluentes, los ríos del Oro y Argancinas. También representan las dos zonas naturales del concejo y la riqueza aurífera del pasado.
Fue aprobada esta bandera por Acuerdo Municipal del 27 de junio de 1985.


HIMNO


Aunque sin aprobación oficial, pero constatado por su uso popular más que centenario, se suele utilizar en los actos oficiales como himno el Allandesa soyla soyla, recogido por uno de sus hijos más ilustres Celestino Valledor y Suárez del Otero, en Costumbres jurídicas y económicas del concejo de Pola de Allande, publicado en 1903


- Allandesa soyla, soyla
   Y aunque la soy no me pesa,
   Que de la Pola de Allande
   Sale toda la firmeza.
- Arriba la allandesa salada,
Arriba y no te caiga la saya.
- La saya no me cae, no,
Que la tengo bien atada,
Y si me cae, que me caiga,
A nadie le importa nada.
- Arriba la allandesa salada,
Arriba y no te caigas al agua.